Anfetamina

    810

    Uno de los estimulantes más poderosos conocidos hasta la fecha. Aunque en el pasado se utilizaron para el tratamiento de la obesidad, hoy en día ya no están recomendadas para un tratamiento prolongado debido a que existe un alto riesgo de desarrollar dependencia y porque pueden llegar a generar complicaciones psicológicas, neurológicas y cardiovasculares muy importantes

    Los medicamentos derivados de este grupo estimulan la liberación de noradrenalina desde las terminales nerviosas y reducen la ingesta de alimentos (se come menos). Además tienen efectos sobre el metabolismo y el gasto de energía, aumentando el consumo de oxígeno, y la quema de grasas.

    Cuando una persona toma habitualmente anfetaminas puede  tener los siguientes síntomas:

    * A corto plazo. Sensación de mayor energía y estado de alerta. Si la dosis aumenta puede llegar a sentir superioridad y sensación de poder, volverse más habladora, excitada e incapaz de descansar. Suelen tener conductas extrañas o repetitivas, y frecuentemente hostiles y agresivas.

    * A largo plazo. Se ven exagerados todos los efectos descriptos para el corto plazo. Los síntomas psíquicos pueden llegar a la psicosis anfetamínica, una enfermedad mental parecida a la esquizofrenia paranoide. También es frecuente la depresión.

    Ejemplos de anfetaminas y derivados

    • Dextroanfetamina
    • Meta anfetamina
    • Fenmetrazina
    • Benzfetamina
    • Cloñentennina
    • Fentermina
    • Fuñenorex
    • Mefenorex
    • Fenilpropanolamina
    • Fenfluramina
    • Dietilpropion
    • Mazindoll

    El hecho de que los estimulantes produzcan una sensación de mayor eficacia y confianza en uno mismo, hace que muchos obesos que comienzan a tomarlas para adelgazar quieran continuar utilizándolas, pero también aumentan las posibilidades de cometer errores debido a la fuga de ideas, el estado de confusión o a la excesiva confianza que, generalmente, lleva a la imprudencia.

    El síndrome de abstinencia se produce cuando la persona que habitualmente consumía anfetaminas decide dejar de hacerlo. En ese momento aparecen diversos síntomas de malestar físico que pueden hacer que muchas personas vuelvan a consumir la sustancia. Por eso, en general, es conveniente que pidan la ayuda de un profesional cuando suspenden el consumo de la droga.

    Cuadro de abstinencia de anfetaminas

    •   Fatiga.
    •   Fuerte sensación de hambre
    •   Tendencias suicidas
    •   Sueño prolongado con pesadillas
    •   Depresión moderada o severa
    •   Tendencia a la violencia
    •   Irritabilidad.