Anorexia nerviosa

    1894

    Desorden de la alimentación que se manifiesta en un temor intenso e irracional a la comida y a engordar, descenso voluntario de peso, y una tendencia progresiva hacia la desnutrición.

    Aparece con mayor frecuencia en mujeres adolescentes, pero también se da en jóvenes y adultas, y en un pequeño porcentaje de varones. Convencidas de que están gordas, aunque no sea cierto, estas personas se preocupan en forma exagerada por su apariencia física y restringen severamente su alimentación. En la anorexia nerviosa de tipo purgativo se presentan atracones y mecanismo compensatorios como vómitos, uso de diuréticos o actividad física agotadora.

    Es notoria su responsabilidad en los estudios y en la búsqueda obsesiva de aprobación y perfección, así como la hiperactividad y el aislamiento del entorno social.

    Entre sus síntomas físicos se destacan depresión, fatiga, debilidad, anemia, caída de cabello, piel seca, interrupción del período menstrual, aumento del vello corporal, pulso lento, desgaste del esmalte dental, intolerancia al frío, constipación y una baja resistencia a las enfermedades.

    La prevención consiste en crear buenos hábitos alimentarios desde temprana edad, y en ello el ambiente familiar influye decisivamente.

    El tratamiento se realiza mediante un equipo interdisciplinario.

    Complicaciones de la anorexia y la bulimia

     Complicaciones

    ANOREXIA

    BULIMIA

    Cardiovasculares


    Bradicardia

    Hipotensión

    Disfunción mitral


    Arritmia

    Fallo cardíaco

    Gastrointestinales


    Hipertrofia salivar

    Retraso del vaciamiento gástrico

    Estreñimiento

    Alteraciones hepáticas

    Pancreatitis en la realimentación


    Erosión del esmalte dental

    Hipertrofia salivar

    Esofagitis

    Retraso del vaciamiento gástrico

    Estreñimiento

    Colon catártico (por laxantes)

    Pancreatitis

    Renales


    Deshidratación

    Edema

    Hipofosfatemia

    Hipomagnesemia

    Hipocalcemia

    Cálculos renales


    Deshidratación

    Edema

    Hipopotasemia, Hiponatremia

    Hipocloremia

    Alcalosis metabólica (vómitos) o Acidosis (laxantes)

    Hipomagnesemia

    Cálculos renales

    Hematológicas


    Anemia

    Leucopenia

    Trombopenia

    Hipoplasia de médula ósea


    Leucopenia

    Endocrinas


    Amenorrea

    Disminución de T3

    Aumento de cortisol

     

    Óseas


    Osteoporosis

    Fracturas patológicas

    Talla corta


    Osteoporosis

    Fracturas patológicas

    Neurológicas


    Convulsiones

    Estados confusionales

    Anomalías en el EEG

    Neuropatías periféricas

    Dilatación ventricular


    Convulsiones

    Estados confusionales

    Anomalías en el EEG

    Neuropatías periféricas

    Piel


    Caída de pelo y alteración en uñas

    Lanugo

    Piel seca


    Caída de pelo y alteración en uñas

    Piel seca

    Callosidades en dorso de manos

    Metabólicas


    Disregulación de la temperatura corporal

    Hipercolesterolemia

    Hipercarotinemia

    Intolerancia a la glucosa

    Hipoglucemia


    Disregulación de la temperatura corporal

    Hipercolesterolemia

    Hipercarotinemia

    Intolerancia a la glucosa

    Hipoglucemia

    Una persona puede estar
    desarrollando anorexia cuando…

    • Muestra importante pérdida de peso.
    • Usa ropas holgadas para ocultar la delgadez.

      · Tiene conductas extrañas vinculadas con la alimentación (negarse a comer, excusarse para no comer en familia, saltear comidas, cortar porciones muy pequeñas, etc.).

      · Tiene miedo de engordar, se obsesiona por pesarse.

      · Se preocupa exageradamente por la comida y el cuerpo.

     

    Related Entries