Banda gástrica

    708

    Mecanismo quirúrgico para controlar la obesidad severa o mórbida (imc de 35 a 50) que reduce el tamaño del estómago mediante una banda, lo cual limita la ingesta.

    La banda gástrica consiste en un anillo de siliconas que se fija alrededor de la parte superior del estómago. Lo rodea como lo haría un cinturón hasta darle un aspecto parecido a un reloj de arena. El resultado es una pequeña bolsa gástricasuperior que se conecta por el centro del estómago con la bolsa gástrica inferior por un pasaje sumamente angosto (denominado «estoma«) a través del cual los alimentos pasan al resto del sistema digestivo en forma lenta.

    Su mecanismo es llamado restrictivo externo porque retiene durante más tiempo a los alimentos en la bolsa gástrica de modo que el paciente siente saciedad luego de comer una cantidad relativamente pequeña de comida. Dado que no requiere cortar ni suturar el estómago, este procedimiento es el menos invasivo de todas las cirugías bariátricas.

    Los pacientes que utilizan la banda gástrica pueden lograr una pérdida de entre el 30 y el 80% del sobrepeso.

    La banda gástrica puede ser fija o ajustable. Esta última puede ajustarse o desajustarse fácilmente sin necesidad de volver a operar, a través de un pequeño dispositivo (puerto de acceso) que queda bajo la piel. El cirujano inserta una aguja en el dispositivo conectado a la banda y así absorbe o introduce agua esterilizada o solución salina para desinflar o inflar la banda, según la necesidad del paciente.

    Cuando la banda se infla, el estoma (conexión entre los dos estómagos) se hace más angosto, con lo cual reduce la capacidad de la bolsa gástrica para recibir alimentos al tiempo que enlentece su paso hacia el resto del estómago. Esto contribuye a generar saciedad y refuerza la pérdida de peso. En cambio, si la persona está perdiendo demasiado peso, lo está haciendo muy rápidamente o tiene gran dificultad para pasar la comida, la banda puede desinflarse un poco y así facilitar el pasaje de los alimentos.

    En la intervención la banda suele dejarse parcialmente desinflada para que el estómago pueda acostumbrarse a su nueva forma. Por lo general, el primer ajuste se hace a las seis semanas de la colocación. La tensión de la banda depende de cada paciente en particular, ya que es posible que se requieran entre 2 y 6 ajustes para obtener los mejores resultados. Es ideal que la banda es ajustada de modo que la persona pueda comer con comodidad pero en menor cantidad, y de ese modo perder peso de forma gradual.

    Una vez que el paciente es dado de alta puede retomar en poco tiempo su vida normal.