Capsaicina

    491

    Componente activo de los pimientos picantes. El contenido de capsaicina varía en los pimientos según su madurez y condiciones de cultivo. Es potente y aceitosa, difícil de sacar de las superficies, pequeñas cantidades que queden en los dedos, aún horas después, al resfregarse los ojos puede producir irritación.

    Usos culinarios: como condimento.

    Usos terapéuticos: Existe un nivel de evidencia medio de que aplicar capsaicina sobre la piel en forma temporaria alivia el dolor de la artritis reumatoidea, osteoartritis y neuralgias que incluyen herpes y neuropatía diabética. La capsaicina utilizada en preparaciones de uso tópico para estos casos está aprobado por la FDA. Se ha observado que el uso de capsaicina podría aumentar la termogénesis (es decir, la producción y liberación de calor por parte del cuerpo) y por lo tanto aumenta el gasto calórico. Sin embargo, si se usa a nivel clínico se requiere el seguimiento del tratamiento a unas dosis considerables, lo que por el momento no se ha mostrado que sea factible.

    Dosis y administración: para uso tópico, las cremas se aplican 3-4 veces al día. Puede tomar hasta 14 días para lograr el efecto deseado.

    Efectos adversos: En forma oral puede producir irritación gastrointestinal, sudoración en cuello y cabeza, lagrimeo. En cantidades excesivas puede producir gastroenteritis y daño hepático o renal. Puede producir dermatitis por contacto e irritación.

    Seguridad: Es seguro cuando se utiliza como condimento. No sería seguro utilizado a largo plazo en altas dosis ni su uso terapéutico en niños, embarazo y lactancia. Podría aparecer dermatitis en el lactante si la madre consume comidas muy picantes.

    Fuente:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Capsaicina

    On Food and Cooking, p. 419-420

    Natural Medicines, p. 265-267

    Related Entries