Coliflor

    1621

    Crucífera; la variedad más común es de color blanco.

    Existen también coliflor verde, más aromática que la blanca y con más vitamina C, y coliflor morada, caracterizada por la presencia de antocianinas, pigmentos con acción antioxidante, responsables del color violáceo.

    Las crucíferas contienen fitoquímicos como glucosinolatos, sustancias aromáticas que otorgan sabor picante, ytiocianatos. Estos compuestos aumentan la capacidad que tiene el hígado de neutralizar sustancias potencialmente tóxicas para el organismo. Por su parte, el allyl isotiocianato, impide que las células cancerígenas se multipliquen e incluso estimula la muerte programada de ellas. Otro fitoquímico, el indole-3-carbinol, disminuye la producción de la proteína que transporta el colesterol malo hacia los tejidos.

    La alimentación rica en crucíferas está asociada con una menor incidencia de algunos tipos de cancer (pulmón, colon, recto, próstata, mama, ovario).

    Muchas personas no incorporan el hábito de comer coliflor debido al fuerte olor que desprende durante el hervor. Se recomienda añadir al agua de cocción una papa o una manzana, que atenúan la intensidad del aroma.


    Una taza tamaño de coliflor cocida (100 g) aporta:

    Calorías

    30

    Hidratos de carbono

    5 g

    Proteínas

    2,5 g

    Fibra

    2,6 g

    Grasa

    Créditos

     

    Related Entries