A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

    Edulcorantes

    3944

    Aditivos alimentarios que proporcionan sabor dulce a los alimentos. Existen dos tipos de edulcorantes: los nutritivos y los no nutritivos o artificiales. Los edulcorantes no nutritivos son productos de alto poder edulcorante que no proporcionan calorías.

    Se utilizan en las comidas como sustituto del azúcar de mesa y en productos light como yogures, postres, gaseosas, golosinas y productos horneados, entre otros. Dependiendo de la clase de edulcorante, éstos pueden ser entre 50 y 600 veces más endulzantes que el azúcar.

    Principales edulcorantes nutritivos:
    Fructosa (aporta 4 kcal/ gramo)
    • Polidextrosa (aporta 1 Kcal/ gramo)
    Sorbitol (aporta 4 kcal/ gramo)
    Xilitol (aporta 4 kcal/ gramo)
    Manitol (aporta 4 kcal/ gramo)

    Principales edulcorantes no nutritivos:
    Sucralosa: 600 veces más dulce que el azúcar. Es derivado del azúcar, pero sin calorías. No es absorbido por el intestino. Es muy estable a temperaturas elevadas.
    Sacarina: tiene un poder endulzante 300 veces superior al azúcar. Aporta 0,004 calorías por porción (1 porción = 1 mg = 1 sobrecito). Es muy estable en cualquier medio y con el calor no pierde el poder edulcorante pero deja sabor residual.
    Acesulfame K: es 200 veces más dulce que el azúcar. No aporta calorías. No es metabolizado ni almacenado en el cuerpo. Tolera altas temperaturas, por lo que puede utilizarse para la cocción.
    Aspartamo: hasta 180-200 veces más dulce que el azúcar. Aporta 0,004 calorías por porción (1 porción = 1 mg = 1 sobrecito). Es sensible a las altas temperaturas, por lo que pierde su poder edulcorante si se lo cocina. Es el más utilizado actualmente por la industria alimenticia.
    Estevia: 100 a 150 veces más dulce que el azúcar. No aporta calorías. Es muy estable a altas temperaturas. Llamada también yerba dulce. Deriva de una hierba de origen paraguayo y es totalmente natural. No es absorbido por el intestino.
    Ciclamato: es 30 veces más dulce que el azúcar. No aporta calorías. No pierde su poder endulzante con la cocción ni deja sabor residual de tipo metálico. Se absorbe parcialmente en los intestinos y se excreta inalterado por orina.

    Related Entries