Leche fermentada

    2220

    Dentro de la denominación de leche fermentada se incluyen todos aquellos productos que proceden de la leche, generalmente de vaca, sometida a un proceso de fermentación por adición de microorganismos que la acidifican y espesan hasta darle el sabor y la consistencia típicas de este producto. Bajo la denominación específica de yogur se incluyen las leches fermentadas fundamentalmente con S. thermophilus y L. bulgaricus. Existen otras que llevan otros microorganismos que identifican al producto como los L. casei imunitass o Bifidobacterium bifidus. Las leches fermentadas distintas de los yogures carecen de una regulación específica y han de atenerse a la norma genérica de productos lácteos.

    En la elaboración de estos productos se parte de leche parcial o totalmente descremada, a la que se le añaden diversos componentes (leche en polvo o proteínas lácteas, azúcar, aditivos…), que determinarán su valor energético total, así como su contenido en nutrientes energéticos (grasas, proteínas e hidratos de carbono).

    Los nutrientes del yogur y otras leches fermentadas se asimilan y aprovechan mejor que los de la leche, gracias a la fermentación producida por las bacterias acidolácticas. La mayor parte de quienes padecen intolerancia a la lactosa pueden incluir estos alimentos en su dieta cotidiana, ya que la presencia de lactosa es mínima.

    Beneficios :

    • Reducen los síntomas de intolerancia a la lactosa, colon irritable y otras condiciones donde se produce inflamación intestinal

    • Mejoran el estado inmunológico del tubo digestivo.

    • Reducen la incidencia o duración de la diarrea el uso de antibióticos o por rotavirus.

    • Regularizan el tránsito intestinal en personas con constipación

    • Ayudaría a las personas sanas a mantenerse sanas

    Related Entries