Postales de mi viaje a la Antártida. Tercera y última parte

1561

En su último envío desde el sur de la patria, el doctor Alberto Cormillot vuelve a mostrar la vida cotidiana en Marambio. Aquí exhibe su desayuno y destaca una tarea cotidiana de la base que tiene una enorme trascendencia: hacer el pan. También visitó el enorme depósito donde se guardan los alimentos y presenta a su compañeros de viaje, quienes lo ayudaron a recopilar todo el material de las reuniones llevadas a cabo junto a los técnicos de la Fuerza Aérea y del INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial) para mejorar la calidad de vida en las bases antárticas argentinas. También destacó las lentejas que lo recuperaron del frió de tras excursión y la excelente atención que le prestaron a todos los visitantes la tripulación del Hércules que une la Antártida con el continente


Mi desayuno… Así comenzaba mi jornada.
La despensa gigante donde se almacenan varias toneladas de alimentos.
Junto a mis compañeros de viaje, el fotógrafo Camilo Llorente y profesor Agustín Almirón en un paseo por las afueras de la base.
Un plato de guiso de lentejas exquisito que logró recuperarnos del frío del paseo.
Regresando a casa. Camilo me fotografío leyendo en durante el vuelo en el Hércules que tarda algo menos de cuatro horas para realizar los casi 1400 kilómetros que separan a Marambio de Río Gallegos. Abajo, compartiendo un momento junto a la tripulación del avión en la ciudad santacruceña.