10 ideas exitosas para almacenar los alimentos y evitar las tentaciones

4949

Si estás cuidando tu peso o convivís con chicos es indispensable saber guardar los alimentos de la mejor manera para cumplir con tu plan alimentario. Te contamos cómo hacerlo


Toda la familia se beneficia reemplazando los lácteos y gaseosas comunes por la versión descremada o light o evitando el exceso de azúcares y grasas. Sin embargo, algunos integrantes se niegan a ese cambio.

Si es tu caso, aunque lo mejor es no tener a mano aquello con lo que es difícil lidiar, podés probar comprando porciones individuales sin hacer stock y poniendo en práctica estas ideas exitosas para no sucumbir al abrir la puerta de la heladera o de la alacena.

10 ESTRATEGIAS PARA EL ÉXITO

Mantené fuera de la vista los alimentos menos convenientes

¿Dónde?

1. Solo en la cocina. No tengas alimentos en el auto, el escritorio ni el dormitorio.

2. En las alacenas más altas. También podés usar ese mueble donde guardás la vajilla para ocasiones especiales.

3. Detrás de otros tarros. Guardá las galletitas, las golosinas calóricas y los snacks atrás de la yerba, las latas de conserva, las cajitas de sopa light, el paquete de arroz

4. En el fondo de la heladera y del freezer. El pote de helado atrás de las alitas de pollo o las legumbres y hortalizas congeladas.

¿Cómo?

5. En envases de plástico opacos y tapados. Así no verás de inmediato los brownies que sobraron y será menos tentador que guardarlos en envases transparentes.

6. Con cartelitos de advertencia (dirigidos a vos, por supuesto).

Mantené cerca de tu vista los alimentos más convenientes

7. En la heladera, dentro de envases transparentes. Prepará un envase hermético con bastoncitos de zanahoria, manzana, tallos de apio, rodajas de banana y naranja, tomatitos cherry, daditos de queso port salut light. Todo lavado y listo para comer, ubicado en el estante central, adelante.

8. En el estante superior de la heladera, bien refrigerado y a la vista. Es el lugar ideal para yogures, postres light y queso port salut light. Podés refrigerar botellas con variedades de frío endulzado con edulcorante, gaseosas light o jugos light listos para beber algo fresco mientras elegís qué comer.

9. Fuera de la heladera. Armá canastas con variedad de frutas frescas limpias.

10. En la alacena. Dejá bien a la vista barritas de cereal, turrones, caramelos ácidos, frutos secos y frutas deshidratadas.