10 claves antivirales para prevenir la gripe

5948

El encierro y la calefacción clásicos de las épocas más frías ayudan a que los virus sobrevivan durante varias horas en objetos que fueron tocados por personas engripadas que no se higienizan regularmente las manos o no se tapan al toser o estornudar. Estas recomendaciones son indispensables para reducir el riesgo de contagio de esta enfermedad que puede llegar a ser mortal en momentos en que muchas personas, ya sea porque están vacunados o atravesaron la enfermedad, relajaron sus prevenciones respecto al coronavirus


La gripe es una enfermedad altamente contagiosa y mortal. Para tomar dimensión del riesgo basta decir que, según el datos del ministerio de Salud, en 2018 en Argentina murieron 31.916 personas por neumonía e influenza. Por eso, además de la vacuna antigripal para las personas que pertenecen al grupo de riesgo, la mejor forma de prevenir es adquirir hábitos saludables que permitan detener la proliferación del virus de la influenza. Estas prevenciones también serán efectivas para prevenir el coronavirus, ya que las formas de contagio son coincidentes.

10 CLAVES ANTIVIRALES

Si estás al cuidado de una persona con gripe…

  1. Evitá el contacto directo. Lo mejor es mantener al menos 1 metro de distancia.
  2. No te toques los ojos, la nariz ni la boca. Esto es especialmente importante si tocaste cualquier objeto que pudiera estar contaminado con gérmenes: manijas de puertas, teléfonos, dispositivos móviles, teclados de computadora, barandas, etc.
  3. Usa guantes para manipular ropa de cama, pañuelos descartables o cualquier pertenencia de la persona que transita un cuadro respiratorio.
  4. Limpiá y desinfectá con una mezcla de lavandina y agua caliente las superficies de contacto más comunes del hogar especialmente. No olvides las mesitas de luz, el baño, los picaportes de las puertas de acceso a las habitaciones que frecuenta y los juguetes de los chicos.

Si tenés gripe…

  1. Quédate en cama. Esto significa no concurrir al trabajo ni a los estudios y guardar reposo. Es indispensable para recuperarse y evitar contagiar a otros.
  2. No compartas platos ni utensilios con personas sanas.

En cualquier caso y como medidas de prevención permanente:

  1. Siempre cubrite la boca y la nariz. Al toser y estornudar llevá tu boca en dirección al pliegue del codo para reducir la diseminación de partículas con virus o use pañuelos descartables y deséchelos de inmediato.
  2. Lavate las manos. Es una medida fundamental para protegerse de los virus y gérmenes. Si no se dispone de agua y jabón, conviene utilizar un desinfectante para manos que contenga alcohol.

¿Cuándo lavarse?

Antes de iniciar la manipulación o preparación de los alimentos y al reiniciar el trabajo cuando se interrumpió para tocar dinero, teléfono u otras pantallas, llaves o cualquier otro objeto o mascota.

Después de ir al baño, tocarse el pelo, la nariz o la boca, toser o estornudar, manipular alimentos crudos, tocar desperdicios, utensilios de limpieza (baldes, esponjas, trapos húmedos) o usar pañuelos (incluso descartables).

La técnica se muestra a continuación. Recuerde cerrar la canilla entre los pasos 2 y 5.

Una vez lavadas las manos correctamente, estas no quedan estériles por lo que habrá que repetir el proceso las veces que sea necesario para mantener la higiene adecuada.

  1. Evitá aglomeraciones y lugares cerrados y usá barbijo.
  2. Aumentá las defensas. Comer sano, descansar lo suficiente y hacer ejercicio regular son medidas que estimulan el sistema inmunológico y ayudan a protegerse contra las enfermedades contagiosas.

Ver también: ¡Llegó el otoño! No olvide la vacuna antigripal y Los mejores nutrientes para aumentar las defensas y disfrutar del frío.