¿Es bueno o es malo comer huevo?

13388

Conocé las propiedades de este alimento que desde hace tiempo dejó de ser el enemigo de tu salud y representa una excelente fuente de nutrientes indispensables.


A pesar de su mala fama como precursor del colesterol alto, la ingesta de un huevo por día no tiene ningún efecto negativo sobre esta grasa sanguínea, siempre dentro del contexto de una dieta sana y equilibrada. Por eso, por sus notables propiedades y porque las grasas insaturadas que contiene la yema reducen la absorción intestinal de colesterol en nuestro organismo, el huevo fue uno de los principales alimentos de la humanidad, y sigue teniendo un lugar importante en la dieta de los argentinos en la actualidad.

Este alimento natural, sin conservantes ni aditivos y “envasado en origen”, es una de las creaciones más completas de la naturaleza que aporta la mejor nutrición al menor costo.

RIQUEZA NUTRICIONAL

La variedad de nutrientes que aporta el huevo lo convierte en un excelente alimento para prevenir diversas enfermedades. Además, está comprobado que combate el déficit de vitaminas y minerales, los mareos, la sensación de vacío estomacal y los dolores de cabeza comunes en una dieta de bajas calorías sin alterar los niveles de grasa en sangre (colesterol LDL –malo- y triglicéridos).

Entre los nutrientes que contiene se encuentran:

  • Proteínas de origen animal: se
    consideran las de más alto valor biológico, también conocidas como completas
    porque contienen los 9 aminoácidos esenciales que no puede fabricar nuestro
    organismo y es preciso obtener a través de la alimentación.
  • Grasas: predominan las monoinsaturadas
    y poliinsaturadas (principalmente omega 9), muy beneficiosas para el organismo.
    Son de fácil digestión.
  • Minerales: la yema es rica en
    hierro (aunque de difícil absorción). Contiene, además, selenio, yodo, fósforo,
    zinc, potasio y magnesio.
  • Vitaminas: entre ellas se
    destacan la B12, concentrada principalmente en la yema, la B2 y la B7. Aporta,
    además, vitaminas B1, B3, B9 (ácido fólico), A, D y E (en la yema). También
    posee colina, fundamental para las mujeres embarazadas ya que favorece el
    correcto desarrollo del sistema nervioso central del embrión, junto con el
    ácido fólico.
  • Carotenoides: luteína y
    zeaxantina, sustancias antioxidantes que protegen a las células, evitan su
    envejecimiento prematuro y previenen la degeneración macular – trastorno ocular
    que destruye lentamente la visión central y aguda dificultando la lectura y la
    visualización de detalles-.

Debido a todos estos aportes, el huevo es considerado un alimento funcional. Dentro de este grupo se encuentran los alimentos que proporcionan una ventaja adicional al organismo, es decir: además de servir a las necesidades alimentarias básicas ofrecen una protección extra.

BENEFICIOS

  • Aporta energía.
  • Protege el funcionamiento
    cerebral.
  • Favorece el crecimiento.
  • Fortalece los huesos y los
    dientes.
  • Cuida la salud de la piel y los
    ojos (previenen las cataratas, por ejemplo).
  • Previene la anemia y las
    enfermedades cardiovasculares.

Práctico y nutritivo, resulta un cóctel indispensable para mantenerse sano.

¿ESTÁ FRESCO?

Para reconocerlo existen varios métodos:

* Ya cocido y cortado de manera vertical, cuanto más centrada es la yema, más fresco es el huevo.

* Crudo y entero, cuando se lo sumerge en agua, si el huevo va hacia el fondo del recipiente, está fresco. Si queda en la parte intermedia, puede que tenga ya una semana; pero si flota su frescura es dudosa. Esto sucede porque su cámara de aire (espacio entre la cáscara y la clara, formada por membranas de protección) aumenta a medida que pasan los días y, a cuanto más aire, el huevo flota más.

* Cuando el huevo se rompe en crudo, se considera que no es fresco si la clara es muy líquida y su yema está aplastada y es poco consistente. Además, el huevo fresco presenta la yema bien centrada y, a medida que pasan los días, se corre hacia un costado.

APORTES NUTRICIONALES SEGÚN VARIEDAD

CALORÍAS SEGÚN COCCIÓN (Huevo de gallina)

Huevo duro: 75

Huevo frito: 150

HUEVOS CON OMEGA 3

Si durante la alimentación de las gallinas se incorporan aceite de pescado o semillas de lino, se logran huevos con una mayor proporción de OMEGA 3. 1 UNIDAD aporta 80 calorías, 5 g de proteínas, 5 g de grasas, 160 mg de OMEGA 3 y 200 mg de colesterol.