Día Mundial de Lucha contra el Sida: 2 de cada 10 personas en Argentina ignoran su diagnóstico

2976

El 1 de diciembre es el día elegido por la Organización Mundial de la Salud para concientizar acerca de estas enfermedades. Compartimos información importante para considerar en forma personal, con tu pareja o tus hijos, a partir de respuestas a las preguntas más frecuentes


En Argentina cada año se registran cerca de 4500 nuevos diagnósticos de VIH.

De acuerdo al último Boletín Epidemiológico publicado por la Dirección de Respuesta al VIH, ITS, Hepatitis Virales y Tuberculosis del Ministerio de Salud de la Nación, «la tasa de casos de VIH por 100 mil habitantes se estabilizó en el trienio 2017-2019, luego de un descenso sostenido durante los años previos».

Se estima, además, que son 140 mil las personas que tienen el virus en el país, aunque un 17% de ellas lo desconoce. Del total de personas que conocen su diagnóstico, el 83% está en tratamiento y la mayoría (65%) se atiende en el sistema público de salud.

«Al analizar la tasa según grupos de edad y sexo biológico de nacimiento –no se cuenta en este caso con información para hacer un análisis por género–, entre los varones, la tasa del grupo de 25 a 34 llegó al 37 por 100 mil, seguida por el de 20 a 24 con 29 por 100 mil y el de 35 a 44 con 25 por 100 mil. En todos los intervalos hasta los 19 años, las tasas son estables durante la última década. Entre las mujeres, en 2019 las tasas de los grupos de 20 a 45 son muy homogéneas y se ubican entre 10 y 12 por 100 mil. La única tendencia que contrasta aquí es la de las mujeres de 45 a 54 años, que llevan tres años con un ligero aumento», sostiene el informe.

Estos datos confirman que se requiere una posición dinámica en lo que respecta a las políticas de acceso al diagnóstico y a la prevención y que es necesario estar atentos a los cambios que una epidemia como el VIH tiene en las poblaciones modernas.

En nuestro país el 30% de los diagnósticos de VIH se consideran “tardíos”, es decir: se realizan en una etapa avanzada de la infección cuando el virus ya ha debilitado las defensas.

RESPUESTAS A PREGUNTAS FRECUENTES

Frente a esta situación, la prueba de VIH resulta fundamental ya que representa la oportunidad de acceder al diagnóstico temprano y al tratamiento necesario.

Para resolver las dudas más comunes, el Ministerio de Salud de la Nación desarrolló las siguientes respuestas a preguntas habituales.

¿Qué es el VIH?

El VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) es un virus que afecta las células encargadas de protegernos de las enfermedades. El sida es la etapa avanzada de la infección causada por el VIH; tener sida no es lo mismo que tener VIH.

¿Cómo puede transmitirse?

El VIH puede transmitirse por:

  • mantener relaciones sexuales sin preservativo;
  • de una madre con VIH a su bebé durante el embarazo, el parto o la lactancia;
  • a través de un contacto sanguíneo.

Además del VIH existen otras infecciones de transmisión sexual (ITS) como sífilis y algunas hepatitis virales.

¿Cómo se puede prevenir?

•Usar preservativo en todas las relaciones sexuales (anales, orales o vaginales) de principio a fin.

•No compartir elementos que puedan tener sangre de otra persona (máquinas de afeitar, cepillos de dientes, jeringas, canutos, pipas).

•Exigir el uso de materiales descartables o esterilizados al hacerse tatuajes, piercings o implantes.

¿Por qué es importante hacerte el test?

Porque si da negativo te saca la duda.

Y si da positivo podés empezar a controlarte con un médico y evaluar el momento oportuno para comenzar el tratamiento.

El virus puede tardar muchos años en presentar síntomas. La única manera de saber si tenés VIH es haciéndote el test.

¿Estoy obligado/a a hacerme la prueba de VIH?

No. La prueba de VIH no es obligatoria. Sin embargo, es recomendable ya que si tu diagnóstico es positivo podrás acceder a los controles y al tratamiento que el Estado garantiza para cuidar tu salud.

Además, hacerse la prueba es un derecho, nunca una obligación ni condición para el ingreso a un trabajo, el acceso al estudio, la atención médica, la realización de una operación o un examen prenupcial. Por eso, antes de la prueba tendrás que firmar un consentimiento.

En nuestro país existe la obligación legal del equipo de salud de no revelar, sin autorización, el resultado.

Soy menor de edad, ¿puedo hacerme la prueba de VIH?

Sí. El Estado garantiza el acceso al diagnóstico sea cual fuere la edad.

Si sos menor conviene que vayas con un adulto, pero también podés concurrir con tu pareja, con amigos, o solo.

¿Cómo es la prueba del VIH?

El test de VIH es gratuito, voluntario y confidencial.

Consiste en un análisis que se realiza en base a una muestra de sangre.

No es necesario que ess en ayuno total en el momento de hacerlo. Alcanza con no comer alimentos con grasas (por ejemplo, leche u otros lácteos) dos horas antes de la extracción.

¿Cómo es el resultado?

El resultado del test puede ser NO REACTIVO o REACTIVO.

Si el resultado da NO REACTIVO (es decir, negativo) significa que no hay infección o estás en el período ventana. Por esto es importante que pienses si pudiste haber estado expuesto al VIH en el mes previo al test ya que en ese caso deberías repetir la prueba.

Si el resultado es REACTIVO (es decir, positivo) es necesario hacer otro análisis para confirmarlo. El test confirmatorio se realiza con una nueva muestra de sangre.

¿Qué es el «periodo ventana»?

El periodo ventana es el tiempo que transcurre desde que el virus entra al cuerpo hasta que el test es capaz de detectarlo.

Durante este período que es de un mes, el resultado puede dar negativo (no reactivo) aunque tengas VIH.

¿Tener VIH significa alguna incapacidad?

No. La incapacidad implica una disminución de la capacidad física o mental de la persona, cosa que no sucede por el solo hecho de tener VIH.

Con los tratamientos actuales, el VIH puede convertirse en una infección crónica. La atención y el tratamiento son gratuitos en hospitales públicos y sin costo adicional en obras sociales y prepagas.

Más información:

  • 0800-3333-444 → Ayuda o consultas. Línea gratuita, anónima y confidencial.
  • Lunes a viernes de 9 a 21 y sábados, domingos y feriados de 9 a 18.