3 claves para mantenerse correctamente hidratado

9617

En días donde la temperatura llega a los 30 grados es importante estar atentos y prevenir con acciones muy simples un golpe de calor. Beber dos litros de agua por día se torna imprescindible


El agua es el mayor componente del cuerpo. De hecho alcanza cerca del 70% del peso corporal; y aunque podemos vivir hasta 50 días sin alimento, sin agua sólo sobreviviríamos unos días, incluso en un clima frío.

Para mantenernos correctamente hidratados conviene beber líquidos en forma constante sin esperar a sentir la sensación de sed porque, cuando esta se presenta, el organismo está indicando que existe cierto grado de deshidratación.

¿En qué cantidad? Beber más de 2 litros de líquido como mínimo es la cantidad ideal para soportar los estragos del calor.

Tres claves para el éxito. Además del agua, nutriente vital para su salud, existen otras alternativas con las que complementar su consumo. Como se bebe más cuanto mayor sea la variedad de sabores a elegir, es recomendable:

1. Comer alimentos ricos en agua. Las frutas, hortalizas, leche y yogur son los alimentos con mayor contenido acuoso.

2. Variar el consumo de líquidos. Otras fuentes de agua son: agua con gas o soda, infusiones sin azúcar o con edulcorante, jugos light, gaseosas light, aguas saborizadas light, bebidas a base de hierbas sin azúcar. Además puede agregar jugos de frutas naturales, que poseen numerosas vitaminas y minerales y además son deliciosos y gelatina light con frutas, otra buena opción para mantenerse hidratado en cualquier momento del día.

3. Evitar las bebidas alcohólicas. A pesar de brindar una sensación de frescura pasajera, favorecen la pérdida de líquidos corporales y aumentan el riesgo de deshidratación.

Cómo distribuir los 2 litros en el día

-Beber una botellita de 500 cm3 durante la mañana.

-Beber en desayuno y merienda 1vaso de jugo light.

-Beber en almuerzo y cena 2 vasos grandes de liquido sin azúcar a elección.

-Beber una botellita de 500 cm3 durante la tarde.

Recuerde que en la ingesta diaria de líquidos cuentan las infusiones que bebe, los lácteos y el líquido aportado por frutas y hortalizas.