Cardiopatías congénitas: el 95% de las tratadas a tiempo pueden solucionarse

135

En el Día Nacional de las Cardiopatías Congénitas compartimos todo lo que tenés que saber para detectar esta afección en forma temprana en los recién nacidos y cuáles son los tratamientos para preservar su calidad de vida


La cardiopatía congénita (CC) es un problema en la estructura y el funcionamiento del corazón que está presente al nacer. Se trata de una de las malformaciones más comunes en los bebés.

“Las cardiopatías congénitas ocurren cuando desde las primeras semanas de vida intrauterina, el corazón sufre un desarrollo anormal. Un grupo de los bebés que las padecen mueren por esta causa, otros necesitan ser sometidos a muy temprana edad a una cirugía y luego a un tratamiento; muchos sobreviven y llegan sin problemas a la vida adulta” (Sociedad Argentina de Pediatría).

En Argentina cada año nacen 7.000 chicos con esta patología.

Aunque es la principal causa de muerte en menores de 1 año, el 95% de los casos puede solucionarse con diagnóstico y tratamiento oportunos.

CAUSAS

Todavía se desconocen sus causas exactas.

Por el momento se sabe que ciertos fármacos como el ácido retinoico para el acné, sustancias químicas, el alcohol e infecciones (como la rubéola) durante el embarazo pueden contribuir a algunos problemas cardíacos congénitos.

El azúcar en la sangre mal controlado en las mujeres que tienen diabetes durante el embarazo también se relaciona con una alta tasa de problemas cardíacos congénitos.

SÍNTOMAS

Los síntomas dependen de la afección.

Aunque la CC está presente al nacer, es posible que los síntomas no aparezcan de inmediato; de hecho defectos como la coartación de la aorta no causan problemas durante años.

Otros problemas, como una comunicación interventricular (CIV) pequeña, una comunicación interauricular (CIA) o un conducto arterial persistente (CAP), probablemente nunca causen ningún problema.

PRUEBAS Y EXÁMENES

La mayoría de los defectos cardíacos congénitos se detectan durante una ecografía del embarazo.

El diagnóstico temprano es fundamental: a partir de la semana 20 de gestación puede detectarse la anomalía en el feto en la ecografía de rutina, lo que eleva su posibilidad de un tratamiento adecuado y mejor sobrevida.

Cuando se encuentra una anomalía, un cardiólogo pediatra, un cirujano y otros especialistas pueden estar presentes en el momento del parto. Tener atención médica lista puede significar la diferencia entre la vida y la muerte para algunos bebés.

Los exámenes que se hacen en el bebé dependen de la anomalía y de los síntomas.

TRATAMIENTO

El tratamiento que se emplea depende de la afección. Muchas anomalías necesitan un seguimiento cuidadoso. Algunas sanarán con el tiempo, mientras que otras necesitarán tratamientos a largo plazo.

Algunas CC pueden tratarse solo con medicamentos. Otras necesitan tratamiento con uno o más procedimientos o cirugías del corazón.

PREVENCIÓN

Las mujeres que deben tener un control más exhaustivo durante el embarazo son:

  • madres con cardiopatías congénitas,
  • con hijos anteriores con defectos cardíacos congénitos,
  • madres con diabetes.

Sin embargo, madres sin antecedentes ni factores de riesgo también pueden tener un hijo con una malformación congénita: el 1% de los bebés nacidos en el país tiene una cardiopatía.

Por esta razón, todas las mujeres que están embarazadas deben recibir un buen cuidado prenatal:

  • Evitar el consumo de alcohol y de drogas ilícitas durante el embarazo.
  • Comentar con cualquier médico o especialista que estás embarazada antes de tomar cualquier medicamento nuevo.
  • Realizarse un examen de sangre a comienzos del embarazo para ver si tenés inmunidad contra la rubéola. Si no tenés inmunidad, evitar cualquier exposición posible a esta enfermedad y vacunarse inmediatamente después del parto.
  • Si tenés diabetes previa o del embarazo, seguí las indicaciones de tu diabetólogo y obstetra para lograr un buen control del nivel de azúcar en la sangre.

FUENTES:

Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos

Hospital de Pediatría Garrahan

Sociedad Argentina de Pediatría