Paro cardíaco. De qué se trata el evento que terminó con la vida del querido Calabrese

1857

A los 61 años falleció el conocido chef y conductor de Qué mañana, Guillermo “Cala” Calabrese, ciclo emitido por canal 9 en que participa el doctor Alberto Cormillot. De qué se trata este evento repentino y fatal que ocasiona la muerte de 40 mil personas en Argentina cada año y en el 70% de los casos se produce fuera del ámbito hospitalario


Guillermo Calabrese sufrió una descompensación cerca de las 3.15 h de esta madrugada. Luego se confirmó que se trató de un paro cardiorrespiratorio.

El paro cardíaco ocurre cuando el corazón repentinamente deja de latir. Cuando esto sucede, el suministro de sangre al cerebro y al resto del cuerpo también se detiene.

Esta emergencia médica generalmente provoca la muerte si no se recibe atención en los primeros minutos.

La muerte súbita cardíaca es una muerte repentina, inesperada, causada por la pérdida de la función del corazón. La pérdida de función del corazón se llama paro cardíaco.

CAUSAS

Si bien algunas personas se refieren a un ataque al corazón como un paro cardíaco, no son la misma cosa.

Un ataque al corazón sucede cuando una arteria obstruida detiene el flujo de sangre al corazón. Puede dañar el corazón, pero no necesariamente provoca la muerte. Sin embargo, en ocasiones un ataque al corazón puede desencadenar un paro cardíaco.

El paro cardíaco es provocado por un problema con el sistema eléctrico del corazón, como:

  • Fibrilación ventricular (FV) — Cuando se presenta FV, las cámaras inferiores del corazón tiemblan en lugar de latir regularmente. El corazón no puede bombear sangre, lo que provoca un paro cardíaco. Esto puede suceder sin una causa o como resultado de otra afección.
  • Bloqueo cardíaco — Esto sucede cuando una señal eléctrica se retrasa o se detiene al moverse a través del corazón.

Los problemas que pueden llevar a un paro cardíaco incluyen:

  • Enfermedad cardíaca coronaria — Esta enfermedad puede tapar las arterias del corazón, de manera que la sangre no puede fluir continuamente. Con el tiempo, esto puede sobrecargar el miocardio y el sistema eléctrico del corazón.
  • Ataque al corazón — Haber tenido un ataque al corazón puede crear tejido cicatricial que puede llevar a FV y paro cardíaco.

Los problemas cardíacos, como enfermedad cardíaca congénita, problemas de las válvulas cardíacas, problemas del ritmo cardíaco y el agrandamiento del corazón también pueden llevar al paro cardíaco.

  • Niveles anormales de potasio o magnesio — Estos minerales ayudan al funcionamiento del sistema eléctrico del corazón. Los niveles anormalmente altos o bajos pueden causar paro cardíaco.
  • Esfuerzo físico extremo — Cualquier cosa que provoque un esfuerzo extremo al cuerpo puede llevar a un paro cardíaco. Esto puede incluir traumatismos, choque eléctrico o pérdida de sangre importante.
  • Drogas recreativas — Usar ciertos fármacos, como cocaína o anfetaminas, también incrementa su riesgo para un paro cardíaco.
  • Medicamentos — Algunos medicamentos pueden incrementar la probabilidad de ritmos cardíacos anormales.

La muerte súbita cardíaca es la principal causa de muerte natural, responsable de la mitad de todas las muertes por enfermedades del corazón. Afecta a los hombres dos veces más que a las mujeres y ocurre con mayor frecuencia en adultos.

SÍNTOMAS

La mayoría de las personas no tiene síntomas de paro cardíaco antes de que suceda.

En quienes los presentan, las señales pueden incluir:

  • Pérdida repentina de la consciencia; la persona puede caer al suelo o colapsarse si está sentada
  • Ausencia de pulso
  • Ausencia de respiración

En algunos casos, puede notar algunos síntomas aproximadamente una hora antes de un paro cardíaco. Estos pueden incluir:

  • Un corazón acelerado
  • Mareo
  • Falta de aire
  • Náuseas o vómitos
  • Dolor de pecho

PRUEBAS Y EXÁMENES

Los paros cardíacos suceden tan rápidamente que no hay tiempo de hacer pruebas.

Si la persona sobrevive, la mayoría de las pruebas se realizan posteriormente para averiguar qué provocó el paro cardíaco.

Estas pueden incluir:

  • Pruebas de sangre para buscar enzimas que pueden mostrar si se sufrió un ataque al corazón y revisar los niveles de ciertos minerales, hormonas y químicos en su cuerpo.
  • Electrocardiograma (ECG) para medir la actividad eléctrica del corazón. Un ECG puede mostrar si está dañado a causa de una enfermedad de base o un ataque al corazón.
  • Ecocardiografía para mostrar si el corazón ha sufrido daño y encontrar algunos tipos de problemas cardíacos (como problemas con el músculo o las válvulas cardíacas).
  • Resonancia magnética del corazón para ver imágenes detalladas del corazón y los vasos sanguíneos.
  • Estudio electrofisiológico intracardiaco (EEFIC) para ver qué tan bien están funcionando las señales eléctricas del corazón. El EEFIC se usa para buscar latidos o ritmos cardíacos anormales y para evaluar el sistema de conducción.
  • Cateterismo cardíaco para ver si las arterias se han estrechado o están obstruidas.

Pueden realizarse otras pruebas según los antecedentes de salud y los resultados de los exámenes antes mencionados.

TRATAMIENTO

Un paro cardíaco requiere tratamiento de emergencia de inmediato para hacer que el corazón funcione de nuevo.

  • Reanimación cardiopulmonar (RCP) — Este es a menudo el primer tipo de tratamiento para el paro cardíaco. Cualquier persona puede administrarla. Ayuda a mantener el oxígeno fluyendo en el cuerpo hasta la llegada de la atención de emergencia.
  • Desfibrilación — Este es el tratamiento más importante para el paro cardíaco. Es un procedimiento en el que se usa un dispositivo médico que le da una descarga eléctrica al corazón. Esta descarga puede hacer que el corazón lata normalmente de nuevo. Desfibriladores pequeños y portátiles a menudo están disponibles en zonas públicas para ser usados en emergencias. Este tratamiento tiene mejores resultados cuando se administra en no más de unos cuantos minutos.

La persona que sobrevive a un paro cardíaco recibirá un tratamiento acorde a la causa y puede necesitar medicamentos, procedimientos o cirugías.

EXPECTATIVAS

La mayoría de las personas no sobrevive a un paro cardíaco.

En caso que así sea, corre un alto riesgo de presentar otro; por lo que es fundamental trabajar estrechamente con los médicos para reducir el riesgo.

POSIBLES COMPLICACIONES

El paro cardíaco puede causar algunos problemas de salud duraderos, incluyendo:

  • Lesión cerebral
  • Problemas cardíacos
  • Afecciones pulmonares
  • Infección

Es posible que la persona que haya sufrido este evento necesite atención y tratamiento continuo para manejar algunas de estas complicaciones.

CUÁNDO CONTACTAR A UN MEDICO

Llamar de inmediato al 107 si sentís o alguien cercano manifiesta:

  • Dolor de pecho
  • Falta de aire

PREVENCIÓN

La mejor manera de protegerse de un paro cardíaco es mantener su corazón saludable.

Si tenés alguna afección cardíaca, hablá con tu médico para aprender cómo reducir tu riesgo de un paro cardíaco.

VER TAMBIÉN:

FUENTE: Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos