Sepa cómo prevenir la contaminación por salmonella

6038

Conozca las precauciones que hay que tomar para evitar esta enfermedad causada por una bacteria cuya incidencia aumenta en con el calor y las comidas fuera del hogar


Se conoce como Salmonella a un grupo de bacterias que generan la salmonelosis, una enfermedad infecciosa que se encuentra entre las más habituales transmitidas por alimentos: afecta anualmente a 550 millones de personas en el mundo.
Este microorganismo está presente en el pollo crudo, los huevos, la carne vacuna y, algunas veces, en las frutas y otros vegetales sin lavar.

Síntomas. Las señales se presentan entre las 12 y 24 horas posteriores a la ingestión del alimento contaminado y persisten entre 4 y 7 días, según la gravedad del caso. Estas incluyen:
-Fiebre.
-Diarrea.
-Cólicos abdominales.
-Dolor de cabeza.
-Pueden presentarse náuseas, vómitos y pérdida de apetito.

Qué hacer.
En verano, el agua es una importante fuente de contaminación al igual que los pescados y mariscos. Sin embargo, lo más común es encontrarla en el huevo crudo y las preparaciones que lo incluyan en ese estado (mayonesa casera, helado de sambayón, entre otros). Los lácteos, cremas y salsas de procedencia desconocida y las hamburguesas mal cocidas también son alimentos riesgosos. Para prevenir esta infección es importante: -Lavar muy bien las verduras si van ser consumidas crudas. -Consumir solo leches pasteurizadas.
-Consumir los huevos y carnes bien cocidas.
-Evitar las preparaciones que lo contengan crudo (como la mayonesa casera, por ejemplo).

Diagnóstico.
Además del examen clínico y la presencia de los síntomas suele realizarse una prueba de heces. La mayoría de las personas mejora sin tratamiento, aunque puede ser más grave en adultos mayores, niños pequeños y personas con enfermedades crónicas.
Si la salmonela penetra en el torrente sanguíneo se trata con antibióticos.


Fuente: Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIH), USA.

Ver también: 10 claves de higiene alimentaria para evitar intoxicaciones por el calor.