El doctor Cormillot presenta su nuevo libro: La alimentación inteligente para vivir 100 años

583
alimentación inteligente

En un recorrido por su nueva obra, Alberto Cormillot comparte los aspectos más relevantes de un contenido pensado para todas las personas, sin distinciones de peso ni edad, que quieran aventurarse en la conquista de una vida más plena y saludable


No sé si existe alguna condición humana que tenga tanta polución informativa como el sobrepeso. Tanta infoxicación.

Lo cierto es que no existen influencers sobre neumonía, hipertensión, lupus, colon irritable, várices o caries. Para adelgazar, en cambio, tenemos de todo: pastillas, sistemas, imanes, colores, cirugía filipina, terapia de golpes, respiración con masaje abdominales, plantillas, aros, chicles, fijación de la mandíbula, hipnosis, corrección de mantras, polvos, aparatos, inyecciones de oxígeno subcutáneo; y venta de lo que sea a través de las plataformas más variadas. Creo que falta solo el espiritismo. El resto de pseudociencias se aplicaron todas.

La ignorancia creativa y el pintoresquismo se regodean en las limitaciones de juicio que tiene nuestro cerebro por los sesgos que nos caracterizan, esa forma de pensar errónea y sistemática tan humana que recorremos en esta obra por la interferencia que puede tener con un estilo de vida saludable.

Por eso, además de los sesgos que actúan en el momento de elegir “otra dieta de moda” para “solucionar mágicamente” un problema de salud, también incluimos el “gordismo” y el “viejismo”, dos de los sesgos más difundidos. La mirada casi despectiva acerca de las personas con exceso de peso y las que tienen exceso de años según la mirada del que discrimina.

Ambos “ismos” son dos de los sectores más numerosos en el país y en el mundo.

En Argentina, mayores de 80 años (¡población que me toca muy de cerca!) somos más que los habitantes de Rosario o Chubut y Catamarca juntos. Con exceso de peso la cantidad sería más que la provincia de Buenos Aires, CABA y Córdoba. De un sobrepeso superior a los 50 kilos hay aproximadamente entre 700 y 800 mil, más que los habitantes de Formosa, Río Negro o Neuquén. Mucha gente ignorada. Demasiada.

Pensando en ellos este nuevo libro es para todos, sin importar su peso ni su edad; porque habla de cómo construir un nuevo estilo de vida que permita disfrutar de más y mejores años con plenitud. Y ese, sin dudas, es un objetivo que nos reúne.

El contenido combina la medicina basada en la evidencia, producto de una base científica sólida, con la medicina basada en la experiencia, tanto del equipo de la Red como la mía propia, después de 60 años de ejercer esta profesión.

Para comunicar esta comunión entre la evidencia y la experiencia elegimos el lenguaje más sencillo y renovamos los “clásicos” como la Casa de la Salud, el Rombo de los Nutrientes y el Plato de la Alimentación, que en esta versión viene sobre una bandeja, y la Brújula de las Evidencias con mediadores para hacer que el cambio sea realmente posible.

También agregamos varios enfoques novedosos que comparto por primera vez en una obra:

  • Antropología: con un interesante recorrido por nuestra evolución como especie para entender hacia dónde vamos a partir de conocer mejor de dónde venimos. Así verás cómo nuestros genes son los mismos de nuestros ancestros y habitamos un cuerpo prehistórico en un mundo moderno.
  • Gastroanomia: mecanismo por el cual se han ido perdiendo costumbres ancestrales relacionadas con nuestra manera de comer y cómo impacta en nuestra salud.
  • Comensalidad: influencia de situaciones y personas en nuestros hábitos alimentarios y de qué depende que las parejas cuando empiezan a convivir sigan comiendo la comida familiar (o no).

El libro aspira, de mínima, a que no sea solo tema de conversación. Por eso contiene la información que primero conviene saber:

  • De dónde venimos como especie y adónde vamos.
  • Por qué el ambiente que nos rodea es obesogénico y qué podemos hacer para sobrevivir con buena calidad de vida.
  • Por qué debemos saber qué es la inflamación y cómo reducir su impacto.
  • Por qué la obesidad es una enfermedad crónica y cuáles son sus complicaciones.
  • Cuál es el peso saludable y el descenso razonable.
  • Cuál es la grasa corporal más dañina y las opciones terapéuticas probadas científicamente.
  • Qué contienen los alimentos que comemos a diario.
  • Por qué algunos nutrientes son más convenientes que otros y cómo incluirlos en tus comidas.
  • Cómo organizar la alimentación para preservar la salud, controlar el peso y vivir más años en plenitud.
  • Cuál es la mejor manera de salir del sedentarismo y por qué aumenta el riesgo de mortalidad en forma directa a la cantidad de horas que uno permanece sentado por día.
  • Cuáles son las reglas de oro para conseguir que los cambios jueguen a tu favor.
  • Cómo aprovechar la capacidad cerebral para hacer durar esos cambios para siempre.
  • Cómo construir un envejecimiento pleno y saludable.

Para abordar estos y otros temas, la propuesta es hacer un reencuadre para deconstruir esos enfoques que hasta ahora no dieron resultado. Deconstruir es aceptar que el problema del peso no es pasajero ni se arregla con gente simpática, popular, fanática o fundamentalista de lo que sea.

Este REENCUADRE sirve para hacer la pregunta correcta al modificar la mirada del problema. El eje de un nuevo estilo de vida es el CAMBIO. Y el eje de este libro, también.

La pregunta no es “qué dieta debo hacer para adelgazar”. Es “qué debo hacer o dejar de hacer para adelgazar y mantenerme”.

Solo haciendo la pregunta correcta encontrarás la respuesta a algo que nos interesa más que tu “después”: tu “después del después”; es decir: cómo sostener los logros para evitar el frecuente “después del después” de los que se debaten entre la biología que pide volver a engordar y la decisión firme de mantener el descenso.

2.500 millones de personas tienen problemas de exceso de peso en el mundo.

Enfrentar el ambiente obesogénico en que vivimos requiere cambios en una secuencia que va desde la producción de alimentos con menos calorías y más información hasta las recomendaciones de consumo.

Mientras no se trabaje en la salvación social que depende del Estado por tratarse de una epidemia, solo queda la salvación individual.

Sabemos que la lucha es despareja. Por eso este libro tiene por delante una misión compleja pero no imposible: aportar información para arrancar el cambio que saque a los lectores de su zona de confort y los encamine hacia mejores hábitos.

En el libro están las herramientas. La acción, como tantas otras veces, está por completo en tus manos.