Qué son los fitoesteroles, en que alimentos se encuentran y cómo ayudan a bajar el colesterol malo

13510

Conozca todas las fuentes alimentarias de estos componentes naturales de origen vegetal y los alimentos enriquecidos que combaten el LDL y reducen su riesgo cardio y cerebrovascular


También conocidos como esteroles, los fitoesteroles y sus formas reducidas (los fitoestanoles) son componentes esenciales de las membranas celulares de las plantas, por lo que están presentes naturalmente y en pequeñas cantidades en alimentos de origen vegetal.

Se encuentran en los frutos, semillas, hojas y tallos de prácticamente todos los vegetales conocidos: variedad de frutas y hortalizas, nueces, semillas, cereales integrales, legumbres y aceites. Por este motivo, la cantidad de fitoesteroles que ingerimos dependerá de la cantidad de vegetales, frutas y semillas que consumamos a diario.

Además, algunos alimentos industrializados tienen fitoesteroles agregados; entre ellos el yogur dietico descremado con fitoesteroles añadidos (Vidacol) y algunos jugos de fruta.

Constituyentes naturales de las plantas, los fitoesteroles se agregan a productos industrializados para generar alimentos que brinden un beneficio extra a la salud y el bienestar

BENEFICIOS COMPROBADOS

En personas con hipercolesterolemia (colesterol alto), el tratamiento incluye actividad física, dieta rica en fibra y baja en grasas saturadas y colesterol. Cuando estas medidas no son suficientes, se recurre a la prescripción de medicamentos específicos y puede recomendarse el consumo de fuentes de esteroles a diario.

Diversos estudios demostraron que la medicación para controlar el colesterol en combinación con esta sustancia vegetal aumentaría el efecto saludable de los fármacos

Algunos de sus beneficios son:

Estas ventajas reducen el riesgo de enfermedad cardiovascular.

CÓMO ACTÚAN

Los fitoesteroles poseen una estructura similar a la del colesterol. Este parecido hace que, cuando ambas moléculas son ingeridas, nuestro cuerpo priorice la utilización de los fitoesteroles sobre la del colesterol favoreciendo la reducción de los niveles de colesterol LDL (malo) sin alterar los valores de colesterol HDL (bueno). En consecuencia, estos componentes naturales “compiten” con la absorción del colesterol que llega al organismo a través de los alimentos y disminuye su absorción intestinal.

Como estos componentes naturales no se almacenan en el cuerpo (es decir que actúan en el momento en el que son consumidos y luego forman parte de las deposiciones), si el objetivo es reducir los niveles de colesterol en sangre es necesario ingerir sus fuentes durante o después de las comidas más importantes.

De esta forma, el colesterol proveniente del plato de comida competirá con los fitoesteroles provenientes de alimentos ricos en esta sustancia, y se podrá obtener el efecto deseado.

Para completar la reducción del colesterol LDL (malo) es necesario complementar la ingesta de fitoesteroles con un estilo de vida saludable realizando ejercicio y alimentándose de forma equilibrada.

RECOMENDACIÓN

Aproximadamente se consumen entre 160 mg y 500 mg de fitoesteroles al día.

Sin embargo, para obtener beneficios significativos y ayudar a bajar el colesterol LDL se deberían consumir 2 gramos a diario. Para cubrir esta recomendación es necesario combinar, por ejemplo: 1 botellita de leche fermentada con fitoesteroles (Vidacol) + 2 cdas. de aceite de maíz + 4 rebanadas de pan + 1 cda. de germen de trigo.

Fuente: Fitoesteroles, una sustancia beneficiosa para la salud, Ministerio de Producción y Trabajo, Presidencia de la Nación.

Ver también: Cómo bajar con su dieta los niveles de colesterol.

Te invitamos a participar en forma gratuita de la presentación online de La Alimentación Inteligente, el nuevo libro de @DrCormi, el 1/07 a las 18:30 h. Con la suscripción obtendrás un material descargable con días tipo y recetas del nuevo Plan ADA