12 ideas para una Semana Santa llena de sabores y sin culpa

274

La combinación de las Pascuas con el fin de semana largo puede poner en riesgo tu intención de mantenerte o seguir adelgazando y, si hay chicos en casa, es necesario evitar la indigestión por exceso de chocolate


Para no depender únicamente de tu voluntad, compartimos algunas estrategias que pueden ayudarte a disfrutar de la tradición sin notarlo en la balanza y enseñando a los más chicos a comer lo que más les gusta con sobriedad.

PARA LOS GRANDES

1. Honestidad. No pretendas evitar las preparaciones tradicionales como la Rosca o el huevo de chocolate. Por el contrario, aprovechá la oportunidad para disfrutar -en forma planificada- de tu gusto semanal.

2. Flexibilidad. Ser flexible no es sinónimo de ser permisivo. La flexibilidad es el resultado del equilibrio entre la calidad de lo que ingieras y la cantidad. Por ejemplo: 1 rodaja de Rosca en la merienda o un huevo de chocolate chico como postre.

3. Control. Aquí está la clave de la moderación y la sobriedad. Para lograrlo, elegí qué comer, servite una porción y saboreala despacio, sin olvidar combinar con bebidas light (infusiones, gaseosas o jugos sin azúcares).

4. Planificación. Pensá con anticipación cuál será el menú, qué día te darás tu gusto semanal y con qué alimento. Al hacerlo, recordá escribir tus objetivos para todo el fin de semana, no solo para el domingo.

5. Optimismo. Si realmente pensás que durante las Pascuas bajarás de peso, seguramente harás lo necesario para que tobjetivo se cumpla. No te autosabotees y mantené la guardia en alto.

6. Entretenimiento activo. Combiná el ocio con alguna actividad que se adecúe al lugar en que estás (en especial si te vas de viaje). Una caminata, por ejemplo, podrá ayudarte a mejorar el balance de energía y a quemar los “extra” que ingieras. De todos modos no abuses. Por lo general uno nunca se mueve lo suficiente como para eliminar todas las calorías que provee el chocolate.

7. Decir “NO”. Podés hacerlo en forma cors. Por ejemplo: “No puedo comer otra porción, pero me gustaría que me des la receta”, “La comeré más tarde, gracias”.

PARA LOS CHICOS

8. Hablá con tu hijo. Explicale que comer mucho chocolate puede causarle indigestión, por lo que no es conveniente que coma todo el chocolate en un solo día. Procurá que lo coma a media mañana o en la merienda, ya que es un alimento muy energético y calórico que no conviene como postre de una comida principal.

9. Respetá una cantidad moderada. La cantidad de chocolate para niños sanos, sin sobrepeso, de entre 1 y 5 años es de 50 gramos al día como máximo (el tamaño de un huevo mediano). Mantené firme el NO. Si ya comió una porción, no te dejes llevar por los berrinches.

10. Pedí un favor. Hablá con tus seres queridos para que no le regalen tantos huevos de chocolate o acuerden quién se encargará de comprarle uno. Si aun así recibe varios, guardalos fuera de su alcance.

PARA TODOS

11. Ojo con la diabetes. Si alguien en la familia tiene diabetes deberá restringir el consumo de chocolate o hacerlo con moderación siempre que se trate de chocolate puro, que contiene menos grasa y azúcares que otros preparados. Hay marcas que ofrecen este tipo de productos sin azúcar.

12. Buscá reemplazos inteligentes. Si comen huevo de Pascua, que los postres consistan en ensaladas o brochetas de frutas, frutas light en almíbar, compotas. Si hay chicos en casa, no les des otras golosinas aparte y reemplazá los jugos y gaseosas azucarados por bebidas sin azúcares o agua.

VER TAMBIÉN: