¿Chicos en la colonia? Todo lo que hay que saber para preparar viandas ricas y saludables

10194

Aunque parezca muy simple no lo es tanto. Preparar comida para pasar un día al aire libre o comer en una mesa que no es la nuestra no significa solo cocinar y guardar en un recipiente plástico. Conocé las normas de higiene alimentaria, refrigeración y nutrición para preparar las viandas más saludables


Preparar viandas ricas, variadas y saludables es un gran desafío. ¿Cómo hacer comidas que no aburran, que atraigan y que no tiren por la borda toda la educación nutricional y los buenos hábitos que tratamos de poner en práctica en casa?

SEGURIDAD Y PRACTICIDAD

  • Armá una vianda práctica de transportar y en recipientes aptos para calentar y comer.
  • Asegurate que tu hijo pueda abrir los contenedores de los alimentos con facilidad.
  • No olvides incluir cubiertos, si fuera necesario, y servilletas.
  • Al cocinar evitá mezclar lo crudo con lo cocido para prevenir posibles intoxicaciones alimentarias.
  • Respetá la cadena de frío en carnes rojas, pollo, pescado, fiambres y lácteos para preservar la calidad de los alimentos.
  • Guardá la vianda en la heladera hasta último momento, y que los chicos la lleven fría al colegio con bloques congelados o cubitos. Si es para pasar el día en un picnic, transportá los alimentos dentro de refrigeradoras donde quepa suficiente cantidad de hielo.

NUTRICIÓN Y SABOR

  • Poné énfasis en combinar alimentos coloridos y de texturas atractivas. Recordá que si los alimentos están mezclados o encimados (por ejemplo, una milanesa cortada revuelta con la guarnición) es menos probable que tu hijo la coma.
  • Incluí alimentos de todos los grupos, de origen animal y vegetal.
  • Agregá poca mayonesa y otros aderezos comunes. Si vas a incluirlos en la vianda, usá los sobrecitos individuales.
  • Disminuí la cantidad de grasas (salchichas, snacks), azúcares (galletitas, alfajores) y bebidas artificiales (gaseosas o jugos comunes). En su lugar, preferí daditos de carnes magras (rojas o pollo), frutas enteras o ensalada de frutas en un vaso hermético con tapa y bebidas sin azúcares o agua.
  • Elegí alimentos de consumo cotidiano. No pretendas que pruebe remolacha o cebolla en una vianda si nunca quiso hacerlo antes: lo más probable es que no coma.

PROPUESTAS RIQUÍSIMAS Y NUTRITIVAS

1) Arroz con atún + banana = 420 calorías.

2) Sándwich de queso, pollo o carne, con lechuga y tomate + uvas = 420 calorías.

3) Tarta de calabaza y choclo + frutillas + jugo de naranja = 380 calorías.

4) Milanesa con tomate rebanado al medio + flan de vainilla = 500 calorías.

5) Pechuga de pollo al horno + ensalada de zanahoria y choclo + manzana al horno = 450 calorías.

6) Sándwich con rodajas de pollo o de carne (peceto o lomo bien cocido, milanesa al horno) + huevo + tomate, lechuga o algún otro vegetal + 1 fruta o yogur bebible o barrita de cereal = 380 calorías.

Para beber: agua mineral, gaseosas light o jugos light.