8 recomendaciones para evitar la deshidratación por ejercicio

9496

Es importante tener en cuentas estos consejos para no deshidratarse durante la actividad física


  1. Beba líquidos en abundancia antes, durante y después de la actividad física. Lleve una botella de agua si no hay fuentes de agua disponibles en el lugar donde se ejercita.
  2. Beba antes de sentir sed (la sed es una señal física de deshidratación) y frecuentemente, pero no ingiera líquidos en grandes cantidades. Lo recomendable es un par de sorbos cada 15 minutos durante la actividad.
  3. Dengase para beber si necesita hacerlo. Mantenerse hidratado le permitirá mejorar su rendimiento y recuperarse físicamente del ejercicio con más rapidez.
  4. Reemplace el peso del agua. Pésese antes y después de la actividad usando la misma ropa o desnudo. Beba 3 vasos de agua u otro líquido por cada ½ kilo perdido. De ese modo logrará que el balance de líquidos vuelva a la normalidad. La próxima vez que ejercite, recuerde beber más líquido antes de comenzar. Si, por el contrario, pesó más luego del ejercicio, planee beber menos la próxima vez.
  5. Chequee el color de su orina. El color oscuro indica deshidratación. Beba más líquidos para conseguir un tono pálido y casi incoloro.
  6. Si siente calor, beba el agua en vez de mojarse la cabeza con ella. Es la única manera de rehidratarse y enfriar su cuerpo de adentro hacia fuera.
  7. El agua fría es una buena opción para mejorar el rendimiento. También puede elegir jugos de frutas u hortalizas, aguas saborizadas sin azúcar o jugos light.
  8. Use ropa liviana y suelta, que permita la pérdida de humedad. La ropa ajustada no permitirá que la transpiración se evapore.

Fuente: Complete Food and Nutrition Guide, American Dietetic Association – www.eatright.org

Ver también: Sepa cuáles son las señales que delatan un golpe de calor.