Qué es y cómo se trata la enfermedad de la piel llamada vitiligo

8849

Es una afección autoinmune que afecta aproximadamente al dos por ciento de la población mundial. Esta dolencia muchas veces es causa de bullying y discriminación debido al desconocimiento que la mayoría de las personas tiene sobre ella


El vitíligo es una enfermedad cutánea en la cual hay una pérdida de la pigmentación en distintas zonas, lo que da como resultado la presencia de parches blancos y desiguales sin coloración pero que tienen la textura de la piel normal.

CAUSAS

Aunque la causa exacta es desconocida, parece presentarse cuando las células de las defensas del organismo destruyen a las células que producen el pigmento de color café (melanocitos) de la piel. Se cree que esta destrucción se debe a un problema inmunitario, situación que se produce cuando las propias defensas del organismo atacan y destruyen el tejido corporal saludable por error.

El vitiligo puede aparecer a cualquier edad y se encontró que algunas familias pueden ser más propensas que otras a tenerlo.

Además, está asociado con otras enfermedades autoinmunes:

  • Enfermedad de Addison: trastorno que ocurre cuando las glándulas suprarrenales no producen suficientes hormonas.
  • Enfermedad de la tiroides.
  • Anemia perniciosa: disminución de los glóbulos rojos que ocurre cuando los intestinos no pueden absorber adecuadamente la vitamina B12.
  • Diabetes.

SÍNTOMAS

Manchas sin ningún pigmento (blancas) que pueden aparecer de manera repentina o gradual. Tienen bordes más oscuros, bien definidos, pero son irregulares.

El vitiligo afecta con mayor frecuencia la cara, los codos y las rodillas, el dorso de las manos y los pies, al igual que los genitales. También se presenta en forma simétrica: en ambos lados del cuerpo por igual.

Suele ser más notorio en las personas de piel oscura debido al contraste de los parches blancos frente a la tonalidad del resto de la piel.

La cantidad de personas con vitíligo en Argentina se desconoce. Sin embargo, es una enfermedad frecuente en nuestro país si se tiene en cuenta que muchas otras enfermedades se relacionan a ella por ser una patología autoinmune, siendo la más común la enfermedad de la tiroides

DIAGNÓSTICO

Al examinar la piel el dermatólogo puede confirmar el vitiligo. En ocasiones se recurre a una lámpara de Wood, luz ultravioleta manual que hace que las áreas de piel con menos pigmento luzcan de un color blanco brillante.

En otros casos puede ser necesaria una biopsia de piel para descartar otras causas de la pérdida de pigmentación y se realizan exámenes de sangre para verificar los niveles de la hormona tiroidea u otras hormonas, el nivel de glucosa (azúcar en sangre) predictor de la diabetes y de vitamina B12.

TRATAMIENTO

El vitiligo es difícil de tratar y no tiene cura.

Sin embargo, algunas medidas permiten pigmentar parcialmente las manchas mejorando el aspecto de la piel; entre ellas:

  • Fototerapia: exposición cuidadosa a cantidades limitadas de luz ultravioleta. Se puede administrar sola o después de tomar un fármaco que hace que su piel sea sensible a la luz.
  • Uso de láser para repigmentar la piel.
  • Tratamiento tópico: cremas o ungüentos con corticosteroides o sustancias inmunodepresoras.
  • Injertos quirúrgicos para llevar piel de zonas pigmentadas normalmente a zonas que presenten pérdida del pigmento.
  • Maquillajes encubridores o tintes para la piel.

Cuando la mayor parte del cuerpo resulta afectada, la piel pigmentada que queda se puede despigmentar o blanquear. Se trata de un cambio permanente que se utiliza como una última opción porque la piel despigmentada está en mayor riesgo del daño causado por el sol.

Por esta razón las personas con vitíligo deben aplicarse un bloqueador o filtro solar de amplio espectro (UVA y UVB) con factor de protección solar alto y utilizar protección adecuada contra la exposición al sol.

El bloqueador solar también puede ser útil para hacer la afección menos notoria, ya que la piel no afectada probablemente no se oscurezca al exponerse al sol.

Estas medidas, y el uso de sombrero de ala ancha o gorras con visera y camisas de manga larga y pantalones largos, ayudan a protegerse del sol y reducir la diferencia de tonalidad que adquiere la piel pigmentada con la exposición al sol.

Fuente: Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.